¿Es posible rescatar nuestra sociedad, organizarnos y lograr grandes cosas? pregunta que por desgracia pareciera cada día es más frecuente.

En palabras de mi tatarabuelo, pionero de nuestra ciudad de Mexicali: “es importante el que se plante un árbol o se eche una semilla; al cabo del tiempo, esos árboles formarán un bosque de conocimientos y esas plantas transformarán un cultivo de saberes, que son los que nos proporcionan una buena sombra para cobijarnos o el necesario alimento para crecer como personas y como familia”.

Queda en nosotros que nuestras palabras siembren semillas y nuestras acciones las conserven, que el espíritu de construir un bosque alto y fuerte jamás se apague, que con alegría y voluntad recuperemos la paz, la política y el futuro de nuestro Estado.

Es emocionante saber que nosotras, las personas, tenemos la capacidad de construir un bosque lleno de conocimiento e ideas, y aunque algunos no les guste, y uno que otro nos quiera talar, siempre habrá un buen tronco a el lado que nos pueda sostener.

No hay día que no nos encontremos con personas que desde su espacio buscan conservar su comunidad, y que a través de sus acciones, nos hacen seguir creyendo en la humanidad, así que jamás dejemos de buscar y de sembrar, pues siempre habrá una persona con el ímpetu de construir en conjunto, de formar un bosque en donde quepamos todos y todas, de sembrar un bosque que coseche la política que nos represente a nosotras, las personas.

Así que más que preguntar si es posible rescatarnos como sociedad, la pregunta correcta es en qué parte del bosque estás dispuesto a sembrar y qué clase de bosque queremos ser.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top