Los Congresos locales, mínimo en teoría, existen para legislar, fiscalizar y ser un contrapeso del poder ejecutivo de cada uno de los Estados.

Para desgracia de muchos y beneficio de pocos, hace muchos años se añadió una cuarta actividad, la ayuda social, y es que sin importar que existan las dependencias especializadas para realizar dicha actividad, como lo es Desarrollo Social, a los legisladores se les hizo conveniente abrir una partida dentro de sus presupuestos para dicha labor, que pasó a ser, para muchos hoy en día, la principal actividad de sus funciones.

Para pasar a ser un servidor público con reconocimiento social basta con cumplir el cometido constitucional e incluir a las personas en las decisiones para lograr lo mejor para la comunidad, sin embargo desgraciadamente para eso se necesita completa autonomía, condición de la que no muchos pueden presumir, pues o deben los puestos a un partido o a un mayor mandatario. Así que volviendo con nuestros legisladores, a falta de buen desempeño dentro de sus principales funciones, como lo son propuestas innovadoras y útiles en materia legislativa, había que buscar el cómo salir en la foto para no descuidar su imagen y seguir haciendo campaña “para las próximas”.

Auxiliar a la ciudadanía mediante apoyos sociales en definitiva no es malo, pero para eso existen las dependencias especializadas para dicha actividad, y si además le sumamos que dejan de lado su trabajo principal para ejercer dicha función y que lo que otorgan incluye nombres, imágenes, voces y símbolos que implican promoción personalizada se convierte en una falta de ética y respeto.

Las personas no tenemos por qué estar pagando la reelección ni precampañas de nuestros legisladores, eso se gana demostrando el cumplimiento de sus principales funciones, aunque les cueste más trabajo. Existe un sobregasto por parte de nuestros legisladores locales, y es que no sólo perciben presupuesto para ayuda social, sino también para sus módulos de atención ciudadana y por comisión que presiden, esto además, claro, de su sueldo como legisladores, dicho sea de paso, bastante elevado si tomamos en cuenta su desempeño.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top