Reconocimiento a las personas

Es increíble lo que poco a poco las personas hemos construido, lo que hace 06 años comenzó con ideas y pequeñas iniciativas hasta hoy que logramos llegar a nivel mundial.

El pasado 07 de diciembre en la ciudad de Kuala Lumpur, Malasia, tuve el privilegio de ser la primer Mexicana en recibir de manos del Rey de Qatar Tamim Bin Hamad Al Thani, de la ONU a través de su oficina especializada en el combate a la corrupción representada por el Sr. Yury Dedotov, del Presidente del Centro de Estado de Derecho y Lucha Contra la Corrupción (ROLACC, en inglés) el Dr. Ali Bin Fetais, y del Primer Ministro de Malasia el Dr. Mahathir Bin Mohamad el “Reconocimiento Internacional a la Excelencia en la Lucha en Contra de la Corrupción en la categoría Compromiso de la Juventud”. El premio se otorga en la semana de celebración del Día Internacional contra la Corrupción, en reconocimiento y apreciación a individuos y agrupaciones que se han dedicado a trabajar en pro del combate a la corrupción.

Este reconocimiento es para muchísimas personas, muchísimos valientes con los que hemos compartido momentos, ideas e ilusiones, jóvenes y personas maravillosas con las que nos hemos contagiado de alegría, de entusiasmo y que en trabajo de equipo hemos caminado de la mano hacia un futuro en el que todos creemos.

Nos queda claro que hace falta mucho por lograr, que esto apenas es el comienzo y que a partir de hoy nuestro compromiso es aún más fuerte. Gracias por hacernos saber que en esta lucha no estamos solos, y que somos muchos, y cada vez más, los que no permitiremos que la corrupción nos siga robando el futuro a nuestra y las futuras generaciones.

La oscuridad de la corrupción no prevalecerá ante la luz de las personas, son años los que a través del diálogo y la acción hemos insistido en abrir los espacios para que como ciudadanía seamos escuchada, valorada y tomada en cuenta en las decisiones de nuestro Estado. Hemos avanzado, sin embargo el camino es largo y el tiempo es corto, “La auténtica noche no es el silencio, es la ausencia de la palabra compartida y, en definitiva, la imposibilidad de soñar junto a otros, aunque no coincidamos exactamente en lo soñado.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to top