Blog y Noticias

Responsabilidad moralmente obligatoria

Congruencia es lo que buscamos, y si tanto se han mostrado a favor nuestr@s candidat@s de la transparencia y rendición de cuentas, lo menos que pueden hacer es abrir sus libros personales y demostrarnos quienes son hoy y con cuánto cuentan, para que no haya incongruencias con quienes son y lo que tienen en cuanto salgan de su mandato.

Es común distinguir en sus discursos que en la campaña se han dedicado y se dedicarán a caminar por las calles escuchando lo que como ciudadanía buscamos, y es muy curioso, pues no hay nada nuevo que investigar, entre muchos otros puntos de relevancia ya van más de cuatro años que un grupo diverso de ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil hemos sido constantes en establecer la obligación de todos los funcionarios públicos de hacer públicas tres declaraciones: declaración patrimonial, fiscal y de intereses.

Este esfuerzo tiene como fin generar confianza por parte de la ciudadanía en sus representantes. Es el resultado de la necesidad que como ciudadanos exigimos para devolvernos algo de tranquilidad y armonía. Demandamos administraciones que nos rindan cuentas, informes completos de lo que se logró y de lo que no se consiguió, libros blancos entre administraciones, estados financieros y cuentas claras. Exigimos recuperar la confianza entre sociedad y gobierno y no daremos ni un paso atrás.

La corrupción es una práctica que tiene muchísimos años, provocada por la ignorancia y falta de preparación de nuestros representantes, y ante lo dicho hemos hecho de nuestro deber como jóvenes el tomar los problemas de nuestro estado y proponer soluciones trascendentales, entre ellas el 3de3, siendo un certificado temporal de honestidad y obligación moral que avala a los candidatos a cargos de elección popular.

Cuando un candidato de elección popular presenta su 3de3 representa un acto de buena fe, de ética, de profesionalismo y de honestidad hacia la ciudadanía. Si bien no es la cura de todos los males y garantía de que no cometa un sólo acto de corrupción en su periodo, sí es una herramienta que con un debido seguimiento por parte de la sociedad y las autoridades competentes llega a obligar a los gobiernos y a cada uno de sus funcionarios a gobernar con honradez y transparencia.

El que un candidato se niegue a presentar su 3de3 es un claro ejemplo de seguir siendo parte del mismo discurso tradicional lleno de promesas vacías, de no tomar en cuenta el reclamo de la sociedad en contra de la corrupción que hoy en día está acabando con las nuevas generaciones. En un ambiente corrupto los recursos se destinan a áreas improductivas, desviando con ello recursos que deberían ser destinados a los temas que nos aquejan como sociedad.

Vivimos en un mundo atrapado por las crisis más diversas: la financiera, la política, la social y la de valores. Tengamos la visión y el coraje de hacer realidad una comunidad cuya vocación y pasión sea el conocimiento, una sociedad unida por los valores y tradiciones, orgullosa de su historia y con un fuerte compromiso con las nuevas generaciones.

Como jóvenes hemos sostenido y reiterado que sin participación ciudadana nuestras generaciones no tendremos un porvenir alentador, sin expresar nuestras opiniones perderemos dignidad y no concretaremos los objetivos que requerimos para vivir en libertad y con democracia.

La exigencia 3de3 no es de enfrentamientos, no es de diferencias y desencuentros, es reiterar que la transparencia es crucial para que Baja California transite en la verdad, no en el discurso, no en la palabra, Baja California debe caminar hacia una sociedad que nos garantice un futuro a nosotros los jóvenes y las futuras generaciones.

Así que si te pide tu voto, pídele su #3de3

P.D. Dicen por ahí que “el que nada debe, nada teme”, así que esperamos el #3de3 de todos nuestros candidatos en la plataforma www.obserbc3de3.com.

“ES QUE… zofrenia”

No es necesario crear nuevas instituciones, sino recuperar la voluntad de quienes dirigen las existentes.

A quienes tenemos tiempo realizando actividades en pro de nuestra comunidad de una manera voluntaria, nos consta que con poco se puede hacer mucho, y que basta con voluntad y actitud para poder hacer que las cosas sucedan.

Contamos con grandes instituciones, organismos o programas públicos que tienen como objetivo combatir problemas en específico que nos aquejan como sociedad, y que al paso de los años aparece la tendencia del “Es que…” al eterno pretexto que los exculpe de su falta de resultados.

Tal es el caso de nuestro Instituto Estatal Electoral de Baja California, en donde constantemente es su falta de presupuesto la principal excusa ante su falta de actividades y resultados en el desarrollo de la vida democrática, fomento a la educación cívica y participación ciudadana de los Bajacalifornianos.

Sin embargo, el pasado nueve de abril no necesitábamos un solo peso de su presupuesto, tan sólo pedíamos que trabajaran acorde a sus principios de “certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad y objetividad”, mismos que se vieron mermados tal vez por los más de $90,000.00 MXN que reciben mensualmente de sueldo cada uno de nuestros Consejeros, claro por parte de un presupuesto que viene del Congreso del Estado; y claro, no nos cumplieron a la ciudadanía.

El Instituto tiene la facultad constitucional de presentar una propuesta de iniciativas de Reforma Electoral ante el Congreso del Estado, y fue durante una sesión extraordinaria del Consejo General Electoral donde

seis de los siete Consejeros dieron la espalda a la iniciativa ciudadana SinVotoNoHayDinero al no querer ingresarla dentro de su propuesta.

Los “Es que…” abundaron en sus explicaciones del por qué no, pero su incumplimiento no fue al no presentar dicha iniciativa, sino al no dar la oportunidad de dialogar, analizar, debatir y proponer, pues tuvieron desde septiembre del año pasado que se les entregó la iniciativa y lo único que hacían era aplaudir la participación de los jóvenes; aplausos que les pedimos guarden pues no sirven si no van a tener el valor de defender los ideales que tanto congratulan.

Lo dije en la pasada columna y lo reitero pues notamos aplica igual: No es congruente que cuando al gobierno “no le alcanza” los impuestos a la sociedad sean los primeros en subir pero no se recorte el presupuesto a instituciones acorde a la evaluación de sus resultados.

El Instituto Estatal Electoral de Baja California era sólo una vía para que SinVotoNoHayDinero sea una realidad en nuestro Estado, una muy congruente acorde a su razón de ser, sin embargo los principales responsables de no darle seguimiento siguen siendo nuestros veinticinco diputados, las cuales ni uno solo ha luchado por darle el trámite legislativo a la iniciativa ciudadana entregada desde el 12 de septiembre del 2017 y con fecha fatal para su aprobación en pleno del once de junio del presente.

Seguimos y seguiremos confiando en nuestras instituciones, pues sabemos que su razón de ser es fundamental para el desarrollo de nuestra democracia, sin embargo la solución no está en crear más, sino aprender a hacer más con menos, y en recuperarlas colocando personas comprometidas y no producto de cuotas partidistas.

PD: Si nuestros representantes no están haciendo su trabajo, nosotros, los ciudadanos, lo seguiremos haciendo por ellos.

Puntos por aclarar

Sabemos que no es suficiente con señalar problemas o detectar deficiencias. Como ciudadanos y como generación nos toca criticar y exigir, pero también proponer y transformar.

Deficiente (falto o incompleto), es como los ciudadanos percibimos el trabajo realizado hasta ahora por los partidos políticos. Y es que aunado a la falta de cumplimiento de sus deberes nos piden elección tras elección recuperar nuestra confianza.

¿Quieren recuperar nuestra confianza? Aclaremos varios puntos los cuales han sido el cimiento de un hartazgo generalizado:

1) Falta transparencia, rendición de cuentas y acceso a la información. Hasta hoy no he visto un solo partido y/o candidato perteneciente al mismo que no nada más cumpla con los lineamientos de transparencia obligados por el INE, sino que abra sus libros y rinda cuentas claras a la ciudadanía de cada peso gastado de su presupuesto.

2) Falta de fomento a la educación cívica y participación ciudadana. Siendo parte de su razón de ser como partido, parecieran los menos interesados en fortalecer la cultura democrática de las y los ciudadanos.

3) Resultados deficientes. Es inaceptable que tengamos representantes populares que lleguen a serlo con generalmente sólo el 15% de la lista nominal a su favor. Baja California somos el Estado con mayor abstencionismo de la República y no vemos el ímpetu de los partidos por abatir dicho indicador de integración política insuficiente.

4) Publicidad igual a basura. Cientos de miles de volantes, lonas, espectaculares, pulseritas que provienen de un recurso público y termina siendo basura y contaminación hacia nuestro ambiente.

5) Guerra sucia. Dejen de estar gastando en publicidad sólo para atacar a otros, no nos interesa su percepción al contrincante, sino sus propuestas a nuestro Estado. Lo único que demuestran demeritando al opuesto es su falta de seguridad, ideas, propuestas y trabajo que los respalde.

6) Compra de votos. Vergonzosa situación que muchos saben y pocos hablan, inadmisible su ejecución y que para colmo se realiza con mismo dinero del erario público.

Los invitamos a que se atrevan a confiar en sus ideas, a jugar limpio, a perder el miedo de innovar y dejar de utilizar las mismas prácticas que tanto nos tienen cansados. De trabajar en equipo, de lograr un binomio de colaboración entre sociedad y gobierno para juntos alcanzar nuestro principal objetivo que debe de ser el fortalecimiento de nuestra patria.

Detengamos la impunidad que existe en favor a los partidos políticos, pues con o sin el cumplimiento de sus objetivos y repetición continua de los puntos mencionados, seguimos manteniendo sus estructuras sin ligar su presupuesto con el máximo indicador de desempeño que tienen, que son las votaciones. Y de esto recordemos, trata la iniciativa ciudadana que nuestros legisladores de Baja California tienen congelada desde el día 12 de septiembre del 2017, SinVotoNoHayDinero.

No es congruente que cuando al gobierno “no le alcanza” los impuestos a la sociedad sean los primeros en subir pero no se recorte el presupuesto a instituciones acorde a la evaluación de sus resultados.

Si nuestros diputados se van a seguir quedando callados con darle seguimiento a la iniciativa de SinVotoNoHayDinero, nosotros como ciudadanos no. Si nuestros legisladores van a seguir omitiendo lo que como ciudadanos exigimos y seguirán trabajando sólo a su tiempo y forma, los bajacalifornianos no lo vamos a permitir. Si nuestros representantes no van a estar haciendo su trabajo, nosotras, las personas, empezaremos a hacerlo por ellos.

PD: Para ganarse el voto no hacen falta miles de millones de pesos en campañas, hace falta trabajo con resultados.

Nos faltan tres

La historia de la juventud mexicana contiene episodios marcados por el dolor y la vergüenza nacional.

Exigíamos que el caso de Ayotzinapa fuera el último, que nunca más se derrame sangre joven, que las aulas no luzcan entristecidas por la ausencia de sus legítimos dueños; y hoy nos faltan tres en Guadalajara. Los jóvenes queremos un presente marcado por la educación, el conocimiento, la libertad, el respeto a la vida y la legalidad, un presente marcado por la juventud, por quienes hoy nos preparamos con el anhelo de transformar a la sociedad, no podemos permitir que nuestra energía y nuestras ganas de servir se vean amenazadas. La juventud mexicana está preparada para ser protagonista de un cambio basado en las ideas, en el saber científico y en los valores.

Javier Salomón, Daniel Díaz y Marco Ávalos son estudiantes de Cine de la Universidad de Medios Audiovisuales de Guadalajara, Jalisco. Los tres desaparecieron el lunes 19 de marzo en el municipio de Tonalá. Los jóvenes habían ido a grabar un cortometraje, pero a su regreso a Guadalajara, un grupo de hombres armados que se identificaron como personal de la fiscalía de Jalisco los interceptaron.

“Somos estudiantes, no somos delincuentes” gritan en las marchas al exigir su regreso, y es que el alma de las universidades y el espíritu de los jóvenes estamos invadidos por el dolor y la incertidumbre, se ha atentado contra nuestra integridad e inteligencia; sin embargo, ha despertado una vez más la consciencia de que tenemos que trabajar unidos para garantizar y que se materialicen cada uno de nuestros sueños, comenzando por un México justo y seguro.

Lo que hemos visto en Guadalajara no puede pasar sin provocar en nosotros una reacción de indignación e inconformidad profundas. Es en verdad inaceptable que como sociedad estemos sepultando la fraternidad, la solidaridad, la generosidad y que estemos condenando a nuestros niños y jóvenes a la desesperanza, a la miseria y a la frustración.

Así que ya basta. ¿Miedo, frustración, desesperanza? No jóvenes… Es tiempo de tomar las riendas de lo que en verdad nos pertenece, somos Zorros, somos Cimarrones, somos Linces, somos Jaguares… todos llevamos con orgullo el ser parte de algo grande, pleno y lleno de tradiciones, pero ante todo somos Baja Californianos, somos Mexicanos, somos México.

La juventud es la fundación de los tiempos por venir. No nos van a callar, no nos van a desmovilizar, al contrario, junto con estudiantes y jóvenes de edad y de corazón de todos los rincones del país, juntos como sociedad civil, demostraremos que con palabras y comunicación podremos construir un modelo de sociedad más justa, logrando entender que debemos valorar al individuo y al grupo, que debemos dialogar y encontrar caminos juntos.

La comunidad de jóvenes de Baja California, hermanada en una sola voz les expresa a los familiares, compañeros y amigos de los tres estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales de Guadalajara nuestra más profunda solidaridad, sin olvidar que uno de ellos es nuestro, es Cachanilla.

Su dolor es nuestro dolor, su rabia es nuestra rabia, sus exigencias son también las nuestras.

“Vivos se los llevaron y vivos los queremos”.

PD: Y aunque la atención se ha ido a las campañas, hay temas que nunca debemos de desestimar.

Que mañana suene absurdo

Sigamos luchando para que lo que hoy en nuestra clase política parece normal, mañana suene absurdo.

Dicen que ser joven y no ser revolucionario, es una contradicción hasta biológica, y no les estoy diciendo que hoy comenzaremos una revolución (que pensándolo bien no sería mala idea), pero sí que no debemos de dejar de luchar por recuperar lo que en verdad nos pertenece, la política.

Ser político no es ser buen orador, ser político no es sólo hacer actos de altruismo (y además con dinero ajeno, dinero propio de la ciudadanía), ser político no es corromper; ser político es poder formar comunidad con el objetivo de trabajar en equipo para construir una comunidad equitativa para todos. Es compartir y dar el poder al que nunca lo debió de haber perdido, el ciudadano.

Pasadas generaciones nos han inculcado el miedo a fracasar, el miedo al qué dirán y el peor miedo, el miedo a perder nuestro tiempo porque “aquí hagas lo que hagas, no pasa nada”.

No los culpamos, fueron otros tiempos donde no tenían herramientas y acceso a la información tan inmediato como las tenemos hoy en día.

Sin embargo, a partir de hoy la culpa sí será de todos nosotros si nuestras exigencias sólo se quedan en comentarios y no en acciones.

La iniciativa SinVotoNoHayDinero, iniciativa creada por jóvenes y liderada por jóvenes, está basada en un hartazgo generalizado de años, en la pasión de querer ver a nuestro Estado prosperar y en el dolor de seguir viendo las malas prácticas de la actual clase política.

Como ciudadanos y como jóvenes, no vamos a dejar de luchar, porque nuestro único compromiso es de trabajar por una ciudad que todos tenemos el deseo de ver, porque nuestro trabajo voluntario se basa en el amor, en la ética, en la cultura, en los valores, en los principios que nos dan identidad y el sentido de pertenencia que tenemos hacia nuestro Estado, a diferencia de quienes con sus actos sólo reflejan que siguen viendo por los intereses propios y de sus partidos políticos, no por los de la ciudadanía, y esa es la única razón por la cual hemos llegado tan lejos, seguimos y seguiremos de pie, porque nosotros no tenemos nada que perder, pero sí mucho que ganar como comunidad.

Ya hemos tenido suficientes “estamos muy de acuerdo con los muchachos”, “lo estamos analizando”, “nos encanta que participen”, porque sabemos que eso no es verdad. Si nos apoyaran, SinVotoNoHayDinero ya fuera una realidad en nuestros Estado, hubiera una comunidad orgullosa de sus representantes y participativa en cada uno de los temas que nos aquejan como sociedad.

Estamos preparados y sabemos lo que queremos. Queremos reformas que nos beneficien a todos, queremos que a los partidos políticos se les reduzca su presupuesto y lo ganen acorde al trabajo que realicen, pero sobre todo queremos que nuestros representantes cumplan la ley.

PD: Sigamos luchando para que lo que hoy en nuestra clase política parece normal, mañana suene absurdo. Que mañana suene absurdo que en el 2018 los partidos políticos recibieron de financiamiento estatal $130’334,621.12 MXN por no aprobar SinVotoNoHayDinero a tiempo.

Se les van acabando las excusas

Es lamentable que los instrumentos de participación ciudadana no sean suficientes por la simple falta de voluntad política de nuestros representantes.

La iniciativa ciudadana SinVotoNoHayDinero entregada hace ya más de 23 semanas, es muy sencillo de explicar, y es que si se trata de dar a cada quién lo que merece, lo normal es que se aplique a todos por igual, incluyendo a los partidos políticos, asignando su financiamiento de manera proporcional al número de votos que hayan obtenido en las pasadas elecciones y no acorde al padrón electoral, pues después de tantos años de darles excesivos presupuestos no nos han demostrado resultados y mucho menos nos han hecho sentir representados, y es que más que instituciones de fomento a la participación ciudadana, parecieran funcionar como empresas familiares o negocios con ánimo de lucro insaciable.

Por parte de nuestro H. Congreso del Estado la primera excusa para no dar seguimiento a SinVotoNoHayDinero fue la tan anunciada promesa del cero financiamiento, sin embargo, como ya era de suponerse, quedó en mera publicidad a nivel nacional aprovechando el sismo del pasado 19 de septiembre.

La segunda excusa es el esperarse a una Reforma Electoral Integral que según será aprobada en junio del presente, en donde curiosamente dicho mes es la fecha límite para que SinVotoNoHayDinero pueda entrar en vigor para las elecciones del 2019, y si tomamos en cuenta la velocidad con que nuestro H. Congreso trabaja, no creo que sea sensato confiar en que se apruebe para entonces; no nos sorprendamos en que nos tendríamos que esperar a las elecciones del 2021 para ver una reducción al financiamiento.

Parece ser que la tercera excusa será la más decepcionante, pues pareciera que no basta con que se les entregue todo en bandeja de plata y listo para ser votado por nuestros diputados, aparentemente siguen utilizando su estructura laboral para buscar el cómo no dar seguimiento a SinVotoNoHayDinero, cuando se les recuerda que ya fue aprobado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, fue respaldado por más de cinco mil firmas de Bajacalifornianos, firmas recolectadas en tan sólo 04 días, además de ser avalado por contadores, abogados e intelectuales. ¿Necesitan acaso algo más real que eso?

Hoy los Bajacalifornianos exigen ver su dinero de vuelta, pero invertido en aulas, hospitales, pavimento, en pensiones y no mal invertido en campañas políticas y en partidos sin rumbo y dirección.

Tanto se lamentan nuestros diputados de que no hay participación ciudadana, se quejan que se dañan instalaciones gubernamentales y se quejan de las manifestaciones que dicen no proponen nada, pero cuando se presentan ciudadanos queriendo hacer las cosas como la ley lo marca y de la manera más cordial, atenta, pacífica y educada, utilizando debidamente las herramientas de la participación ciudadana, lo primero que

dicen nuestros diputados es que la iniciativa la van a aplazar, que no tiene cabida en la agenda y que por favor desistan que porque por más presión social que haya, esta iniciativa no va a pasar.

SinVotoNoHayDinero no busca que los partidos políticos se queden sin financiamiento o que desaparezcan, lo que busca es que les empiece a preocupar el abstencionismo; los partidos deben de volver a ser la máxima representación de la ciudadanía, y reflejar con su actuar la lucha por el bienestar común y no el individual.

Hace un par de semanas se presentó un amparo por omisión legislativa, por tener “congelada” la iniciativa. El amparo fue aprobado y ahora el Poder Judicial de la Federación ya exigió una respuesta del Congreso de Baja California con la justificación de su atraso laboral.

P.D. Cabe destacar que la mayoría de nuestros diputados se han pronunciado públicamente a favor de SinVotoNoHayDinero. Cuando sea el momento de votar en pleno, contamos con que salga a relucir la ética, el profesionalismo y el compromiso hacia la ciudadanía por parte de nuestros diputados y voten a favor de SinVotoNoHayDinero.

Inconsistencias vs Falta de Voluntad Política

El término correcto no es inconsistencias, es falta de voluntad política.

Existen dos tipos de reformas a nuestras normas estatales, siendo éstas a la Constitución o a las Leyes Reglamentarias de la misma. Y sus diferencias son importantes en demasía, pues mientras para las reformas a la Constitución se necesita la aprobación de la mayoría calificada (dos terceras partes de nuestro Congreso) y además la aprobación de la mayoría de los cabildos de los cinco Ayuntamientos; para las reformas a las Leyes Reglamentarias basta con tener a la mayoría relativa (cincuenta más 1 de nuestro Congreso), ósea que si se cuenta con una mayoría partidaria en el Congreso, cualquier Ley Reglamentaria puede ser modificada con facilidad, ¿suena familiar esa mayoría?

“Esa iniciativa que presentaron ellos, jurídicamente tiene inconsistencias, no es una iniciativa bien elaborada”, declaraciones de uno de nuestros legisladores hacia SinVotoNoHayDinero, y es que todo tiene su razón de ser, pues por lógica acorde a lo explicado al principio, en la iniciativa se busca que la nueva fórmula para entregar el recurso a los partidos políticos sea modificada en la Constitución, y no en una Ley Reglamentaria como lo que busca el Congreso. Sin embargo, a pesar de que esta iniciativa fue presentada tal cuál como se aprobó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para nuestros legisladores sigue siendo “inconsistente”.

Y es que inconsistente (falta de consistencia) es pregonar discurso tras discurso que es necesario que la ciudadanía sea activa, participativa y atenta a las decisiones de gobierno, pero al momento de serlo, se le fiche de tener una “campaña en contra del Congreso” (mismas declaraciones del legislador), cuando lo único que se ha hecho es comunicar las omisiones de nuestros representantes, y es que no hay voluntad política por parte de nuestro Congreso, pues si no me equivoco cuentan con un elevado número de asesores bien remunerados, que en vez de utilizarlos para encontrar el cómo rechazar la iniciativa, hacemos la cordial invitación para encontrar el cómo sí hacerla una realidad en nuestro Estado.

No nos culpen por no quedarnos callados. No nos culpen por no confiar, mejor demuéstrenos que juntos podemos concretar un binomio de colaboración entre sociedad y gobierno, en donde antes de aprobar iniciativas de beneficio para unos, se aprueben las de beneficio para todos.

Los problemas que tenemos son complicados y tomará tiempo atenderlos, pero tienen solución. La única condición para resolver la vieja y la nueva conciencia social es asegurar que a Baja California no se le enferme el alma. Y eso, los cachanillas, no podemos permitirlo, porque a la sociedad bajacaliforniana nos debemos y por ella nos esforzamos.

Preocupémonos el día en que guardemos silencio, pues si hay algo que hoy en día nos queda más que claro, es que si no lo hacemos nosotros nadie lo va a hacer, pero sí habrá muchos, que quisieran destruir lo construido.

PD: Hoy los muros para avanzar como sociedad se están derrumbando, y sólo participando construiremos puentes donde siempre hubo fronteras.

Scroll to top